Enzo Langer explica la ley de ductos
Finanzas

¿Cambio de casa? No olvides poner atención a la Ley de Ductos

Buscar un nuevo hogar es un proceso en donde se analizan una serie de factores. Uno de los más importantes actualmente es la conectividad, explica Enzo Langer, dueño de Inmobiliaria Alto el Manzano y Casas Chile SpA. Por ley, todas las propiedades nuevas deben garantizar el acceso a las redes proporcionadas por distintas compañías de telecomunicaciones. 

Dentro de los elementos más analizados a la hora de elegir un nuevo hogar se encuentran el número de dormitorios y baños con que cuenta la propiedad, qué tipo de cocina tiene, si el living está integrado al comedor, si es que cuenta con patio y antejardín, entre otras cosas. 

No obstante, durante el último tiempo se ha sumado un nuevo elemento, muy importante para el desarrollo de la vida actual: la conectividad. Una casa o departamento ideal hoy en día, es el que cuenta con un buen acceso a las redes de internet, ojalá con una velocidad que cumpla con los estándares actuales (mínimo 25 mbps, según la SUBTEL). 

En este sentido, existe una normativa que busca garantizar estos estándares, mediante la libre competencia de las compañías de telecomunicaciones, las cuales deben contar con las condiciones necesarias para instalarse en cualquier proyecto inmobiliario. 

¿Qué es la Ley de Ductos?

Desde abril de 2018, gracias a la publicación de la Resolución exenta N° 766, que fija las normas técnicas de la Ley 20.808, todas las compañías distribuidoras de internet, telefonía y televisión ligadas al hogar, deben tener las garantías por parte de las inmobiliarias, de que podrán ofrecer sus servicios libremente en proyectos de vivienda. 

Esto quiere decir que, si en un condominio o edificio, una persona quiere contratar a X compañía de internet, podrá hacerlo sin ninguna atadura, aún sabiendo que la mayoría de sus vecinos tienen contratado el servicio Y. 

“Antes sucedía mucho, principalmente en edificios, que las inmobiliarias firmaban acuerdos con ciertas compañías de telecomunicaciones para asegurar la exclusividad de sus servicios. Esto acabó con la Ley de Ductos, ya que todo nuevo proyecto inmobiliario debiera contar con la infraestructura técnica necesaria para permitir el arribo de cualquier empresa”, comenta el experto Enzo Langer, dueño de Inmobiliaria Alto el Manzano y Casas Chile SpA. 

¿En qué fijarse antes de comprar una propiedad? 

Si lo que se quiere es corroborar el cumplimiento de la Ley de Ductos, antes de adquirir cualquier vivienda es necesario preguntar a la inmobiliaria, en el caso de los departamentos, cómo está hecha la estructura interna y qué garantías hay que permitan escoger cualquiera de las alternativas de redes y televisión que hay en el mercado. 

En el caso de los condominios de casas, también es posible permitir la existencia de una estructura subterránea que permita el acceso a tecnologías más modernas como la fibra óptica. Respecto a esto, hay que preguntar si el lugar cuenta con red FTTH, que es la que permite la implementación de esta red cableada. En los departamentos es la red FTTA. 

Por otra parte, la ley especifica que en el caso de ser necesarios, las compañías con servicios satelitales de internet y televisión, deben tener acceso a instalar sus antenas en la parte superior de las viviendas en altura. 

El caso de las viviendas construidas antes de esta ley 

Edificaciones viejas

Sin embargo, en el caso de las casas o departamentos que fueron construidos antes de la promulgación de la Ley de Ductos, el reglamento técnico establece que no están obligadas a modificar su estructura de redes interna, salvo que algún miembro de la comunidad lo requiera para contratar un nuevo servicio. 

“Si en un edificio antiguo a esta ley o en un condominio hay solo un operador de cable, teléfono o internet, solo basta que una persona quiera cambiarse para que la administración vele por la llegada de un nuevo proveedor. En ese caso, la compañía que ya estaba instalada deberá compartir la red con la nueva empresa”, señala Enzo Langer. 

Pero, en solo un caso no se podrá permitir la multitud de servicios y es cuando, la administración del grupo habitacional, demuestre que técnicamente es imposible generar las condiciones técnicas mínimas para el arribo de un nuevo proveedor. 

Si deseas conocer más sobre la Ley de Ductos, puedes acceder aquí

Compartir: