Finanzas Noticias

Controlar el alza del gas: La compleja tarea que tendrá el nuevo ministro de Energía

Hoy en día solo los que poseen un vehículo pueden acceder al Mecanismo De Estabilización De Precios De Los Combustibles (Mepco). Sin embargo, la parafina y el gas son elementos más esenciales para familias de bajos ingresos.

Luego de haber estallado la guerra en Ucrania, los precios de las materias primas se han disparado en nuestro país, siendo uno de los más afectados el petróleo y el gas. Aunque en nuestro país hay un mecanismo que puede amortiguar estas alzas.

Se trata del Mecanismo De Estabilización De Precios De Los Combustibles (Mepco), creado en 2014 para evitar que las bruscas alzas de estos elementos afecten duramente el bolsillo de los ciudadanos, en especial el del gremio de los transportistas.

No obstante, muchos creen que esta iniciativa únicamente ayuda a controlar el alza de la gasolina, no así el del gas y la parafina, productos muy utilizados por las familias más vulnerables de Chile.

Es por esto que varios expertos creen que el nuevo  ministro de Energía, Claudio Huepe, tendrá la dura tarea de modificar o crear un nuevo mecanismo que efectivamente amortigüe estas alzas y ayude a quienes menos poder adquisitivo tienen.

El gas: Un bien de primera necesidad

La pandemia ha tenido un impacto significativo en el valor del gas. Si en 2020 un balón de 15 kilos tenía un costo de $19.558, hoy ha llegado casi a los $26 mil, lo que representa un alza del 36% y un fuerte golpe al bolsillo de varios chilenos.

Según estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el gas ocupa un 19% del gasto total en servicios básicos. De hecho, según afirman especialistas, el impacto de las alzas llega más fuerte a familias más vulnerables, ya que tienen menores posibilidades de sustituir este elemento que tanto utilizan para cocinar, bañarse y calentarse en invierno.

Por esta y otras razones, instituciones como el Congreso, la Fiscalía Nacional Económica y el Ministerio de Energía, han impulsado un proyecto de ley que pretende remover a las grandes empresas de gas del negocio minorista.

¿Cuál es el objetivo de esto? Expertos afirman que la dependencia que se tiene hoy en día de las grandes compañías de gas, nos deja expuestos a las violentas fluctuaciones que puedan sufrir todos los precios internacionales, el tipo de cambio, los costos de transporte y los valores de refinación del petróleo.

Hay que recordar que, la mayoría del gas licuado de petróleo (GLP) es importado a Chile de forma marítima, por lo que también depende de esos costos. De hecho, solo un 25% de la demanda se satisface en base a producción nacional.

Ayudas focalizadas

Una de las propuestas que han surgido desde el ámbito especializado en energías, es generar un mecanismo diferente al actual que genere ayudas a quienes realmente lo necesitan.

Para ello, se debe separar al gas del actual Mepco, ya que este último solo está enfocado a transporte, con el objetivo de poner atención en las familias chilenas. Actualmente, un 78% lo utiliza para obtener agua caliente, un 84% para cocinar y un 21% para calefacción.

En este sentido, se propone un mecanismo que actúe similar a lo que ha sido el IFE, es decir, que aporte con ayudas económicas a las familias más vulnerables de Chile, entregando en efectivo parte del dinero ocupado en la compra de este elemento.

A pesar de que esto puede traer un alto costo a nivel fiscal, puede significar una gran ayuda para muchas familias. No obstante, lo que no debe suceder es que con esto se impulse a un mayor consumo de este tipo de combustible, algo que iría en contra de los compromisos ambientales a los cuales se ha adherido el país.

Compartir: