Moodboard: qué es, para qué sirve y cómo se hace

Image

El mundo de la creatividad es mucho más complejo de lo que se imagina. Mucha gente considera que, un buen día, la bombilla de tu cabeza se encendió y tuviste la mejor idea de tu vida. Sin embargo, la cabeza de un creador no funciona así, y menos en el mundo artístico. Nuestra cabeza funciona por conexiones y asociaciones que, eso sí, son capaces de inspirarnos a crear algo genuino. Sin embargo, siempre hace falta tener una estrategia o una fórmula para poder activar todos tus sentidos y comenzar un proceso creativo rentable.

Es por eso que, en el último tiempo, se ha creado una técnica que, dentro del mundo visual, ya sea decoración, diseño o ilustración, está dando sus buenos frutos. Se trata de lo comúnmente llamado como “muro de inspiración” y, en este nuevo artículo de unCOMO te vamos a dar todas las bases sobre el Moodboard: qué es, para qué sirve y cómo se hace.

Qué es el Moodboard

La palabra Moodboard viene del inglés y, figuradamente, significa lo que en español conocemos como “muro de inspiración”. Esto se refiere a crear un documento o boceto que tenga todo aquello que te inspira y que, por una u otra razón, te mueve a crear o querer desarrollar un diseño.

No se trata estrictamente de un collage que debe quedar bonito, sino que tiene que tener un sentido y una intención. El Moodboard está construido a través de recortes, revistas, fotografías, texturas y colores y se crea con una intención más allá de lo estético. Por ejemplo, si estás pensando en redecorar tu casa, en hacer reforma en tu jardín o si quieres, en otro nivel, crear de cero una página web, siempre viene bien poner sobre la mesa todas aquellas cosas que te representan y poder crear algo con ello.

Esta herramienta es muy usada tanto por interioristas, como por arquitectos, diseñadores gráficos, ilustradores o audiovisuales, ya que es una forma muy eficaz de entregarle a tu cerebro las herramientas que te gustan para crear algo con ellas.

Para qué sirve el Moodboard

Los Moodboard están cada vez más de moda y hay mucha gente que quiere comenzar a aplicarlos en su día a día. Sin embargo, no se debe obviar que se trata de un recurso en específico, no de un ejercicio artístico. Esta técnica tiene una finalidad y puede resultar útil para determinados aspectos de un proceso creativo, como pueden ser:

  • Para aclarar ideas: en ocasiones podemos creer que tenemos una idea, pero la sentimos enredada entre muchas cosas de nuestra cabeza. El Moodboard nos ayuda a desenredar toda la maraña de ideas e ir aclarando las cosas.
  • Para aterrizar nuestras impresiones: muchas veces se puede dar el caso de que parece que tenemos algo en nuestra cabeza, pero no le damos forma. Con esta técnica, puedes comenzar a poner forma, textura y color a esa idea que quiere salir.
  • Para definir nuestra creatividad: el mundo del arte resulta abstracto hasta que nos atrevemos a darle forma. Esta herramienta creativa nos ayuda a ir definiendo y puliendo nuestra siguiente creación.
  • Para poder decir cuál es nuestro estilo: tenemos muchos estilos y modas a nuestro alcance que nos puede aportar más o menos, pero lo verdaderamente valioso es saber cuál es nuestro estilo propio y de qué nos nutrimos a la hora de crearlo.
  • Para poder obtener resultados y mejorar y expresar nuestras ideas: si trabajas dentro del mundo creativo, el Moodboard es una herramienta ideal para poder comunicarse con el resto de personas y optimizar el tiempo y el resultado.

Cómo se hace el Moodboard

Decidirse a hacer un buen Moodboard es una excelente opción si estás a las puertas de empezar un nuevo proyecto de estilo o diseño, o si te sientes estancado en un idea que no termina de salir. Si te preguntas cómo comenzar y desarrollar esta técnica, aquí te dejamos los cuatro pasos principales para que comience a tener forma:

  • Define cuál es el título del proyecto: lo primero que debes preguntarte es qué es lo que quieres hacer y cuál es el objetivo. Para ello, define un nombre del proyecto y maneja unas cuantas palabras claves para la búsqueda.
  • Comienza con la recopilación: con el título y el objetivo marcado, comienza a recolectar y buscar todo tipo de imágenes que te gusten, te inspiren y sientas que pueden funcionar.
  • Elige el soporte donde vas a crearlo: una vez tengas las imágenes, objetos o medios digitales, deberás elegir cuál quieres que sea el soporte donde construirás el muro. Puedes hacerlo todo de forma digital, editando, u optar por la vía analógica, haciendo collage manualmente.
  • Depura y define: una vez tengas todos los elementos seleccionados, deberás ir filtrando y seleccionando aquellos que más te convenza Puedes generar varias versiones para después poder quedarte con la mejor de todas ellas.
Compartir:

Relacionados

Pedro Pizarro, ex subsecretario de Previsión Social: “La Pensión Garantizada Universal hace que el 3% y 3% no sea viable”

Pedro Pizarro, ex subsecretario de Previsión Social: “La Pensión Garantizada Universal hace que el 3% y 3% no sea viable”

El abogado enfatizó que “vía PGU estamos destinando el equivalente a más 4 puntos a solidaridad. Por consiguiente, la solidaridad…

Corfo Invierte US$ 30 Millones en Desafíos de I+D para Potenciar la Industria del Litio y Energías Renovables en Chile

Corfo Invierte US$ 30 Millones en Desafíos de I+D para Potenciar la Industria del Litio y Energías Renovables en Chile

Corfo ha anunciado una inversión de US$ 30 millones en tres nuevos desafíos de Investigación y Desarrollo (I+D) enfocados en…

Corte Suprema revoca polémica compra de autos Lexus

Corte Suprema revoca polémica compra de autos Lexus

La Corte Suprema, liderada por el ministro Ricardo Blanco, ha anunciado la suspensión de la previamente planificada renovación de su…