La pandemia afectó la economía mundial
Noticias

Preocupación en la economía mundial por nuevos confinamientos debido a la pandemia

A medida que los laboratorios comenzaban la distribución de las vacunas a nivel mundial, la economía se daba un pequeño respiro.

Economistas de la ONU estimaron el crecimiento mundial para este año en un 4,7%, una cifra mayor a meses anteriores. Pero todavía muy por debajo de donde debería estar sin pandemia.

Pero los expertos señalan que todavía falta un año completo para que el mundo pueda recuperar su ritmo económico post-pandemia.

El problema es que la pandemia no se ha ido aún y si bien el programa de vacunación ha dado esperanza a los mercados internacionales, algunos países están enfrentando nuevos confinamientos.

¿En camino hacia la recesión?

Incluso países industrializados como Alemania están nuevamente restringiendo la movilidad. A esto hay que sumar las extensas ayudas sociales a empresas que de igual manera podrían quebrar.

El estancamiento de la economía más potente de Europa podría llevar a toda la zona a una recesión técnica.

El Fondo Monetario Internacional reconoce la mejora en la economía de algunos países, pero la lentitud en la campaña de vacunación ha provocado que muchos se estén quedando rezagados.

Los ministros de Finanzas del G7 anunciaron una serie de ayudas a países que están debilitados económicamente por la pandemia.

El objetivo es entregar liquidez para financiar la compra de vacunas, alimentos y mejorar los créditos de las naciones emergentes.

Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, también se activaron una serie de paquetes de ayuda tanto para los norteamericanos como para las pequeñas empresas.

Las cifras de desempleo en ese país se mantienen altas, pero expertos proyectan que la economía estadounidense podría crecer incluso más que la china dentro de los próximos meses.

Y hablando de China, el país desde donde se originó el coronavirus, las estrictas medidas que tomaron las autoridades al principio de la pandemia le permitieron retomar las actividades a mitad del 2020.

China debe ser la única nación en el planeta cuya economía creció en los últimos meses. Líderes mundiales esperan que sea este país el que lidere la recuperación mundial post-pandemia.

Nuevos confinamientos

Pero no todos los países han podido salir de la peor parte de la pandemia.

Uno de los casos más contradictorios es el de Chile, país que es líder en el programa de vacunación a nivel mundial por población, pero que actualmente tiene al 70%  de sus habitantes en cuarentena total.

Esto se reflejó de inmediato en la devaluación del peso chileno y el alza del dólar en la semana en que se anunció que la capital chilena estaría 100% confinada.

Las restricciones de movilidad surgen producto de récords en el número de nuevos contagiados y hospitalizados en camas UCI. Incluso, hospitales de algunas regiones han informado que ya no cuentan con cupos para internar a más pacientes.

A pesar de esto, autoridades de gobierno señalaron que la proyección de crecimiento de la economía se mantiene en un 5% y que hay optimismo sobre los próximos meses a medida que avance la campaña de vacunación.

En Colombia se anunciaron nuevos confinamientos y toques de queda nocturnos ante una nueva ola de contagios.

Argentina anunció la suspensión de vuelos desde Brasil, Chile y Méxicos para evitar el ingreso de nuevas cepas a su territorio.

Perú volverá a la cuarentena total para Semana Santa producto de un alza en los contagios.

Economía circular

empresas sustentables

Debido a esta incertidumbre económica, nuevos modelos de negocios buscan ser tendencia para que la recuperación sea más sustentable.

Un estudio realizado por Deloitte y Naturgy reveló la importancia del sector energético en la mejora de la economía y que esta industria incluya el concepto de sostenibilidad en sus planes estratégicos.

Las inversiones “verdes” tuvieron en general un mejor comportamiento durante la pandemia que las empresas tradicionales.

Durante el 2020, las inversiones en empresas sustentables aumentaron en un 29% respecto al año 2019.

La economía circular podría permitir llegar a las metas económicas en menor plazo y además cambiar un paradigma económico que está dañando severamente al planeta.

Por ejemplo, si se cambia la forma en que se trabaja el acero, el cemento, el aluminio y el plástico, se podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernaderos en un 40% para el 2050, una de las metas de los Acuerdos de París.

Muchas empresas ya están adoptando este modelo al reciclar o reutilizar materias primas como el acero para la construcción de edificios. Esta medida permite ahorrar un 25% en costos de materiales por tonelada de acero.

Algunos estudios proyectan que cambiar a una economía circular podría generar miles de puestos de trabajo y la creación de nuevos emprendimientos que permitirían estimular la alicaída economía.

Compartir: